lunes, 14 de octubre de 2013

Consumo de drogas: El momento de buscar y aceptar ayuda

Aceptarlo, no es nada fácil

Es difícil concebir para uno mismo, que se bebe o se consumen drogas de forma problemática y que la situación esta fuera de control, con frecuencia se observa a personas que a pesar que ya transitan por serias dificultades por su forma de consumo, siguen sin reconocer que ya necesitan de un apoyo externo para salir del problema.

Sin darse cuenta del problema

El principal problema es no darse de que se tiene un problema, la propia persona comsumidora no percibe problema alguno, si esto ocurre entonces dificilmente la persona acepta el consejo u opinión de otros al respecto. Es una especie de ceguera de no ver lo que otros si ven de uno mismo, lo que otros si alcanzan a observar; comportamientos y conductas inadecuadas asociadas al consumo de las drogas.

Otros lo dicen

Las personas cercanas lo observan, lo comentan, lo dicen, más aún lo critican, es un consumo que ya esta provocando problemas, no solo a la misma persona, también ya están siendo afectadas otras más, sin embargo entre más se lo señalan al consumidor problemático, este más lo niega y más se aferra, pareciera ser que se refugia en sus propios argumentos, no quiere escuchar a otros, los rechaza, sus propias ideas le sostienen en la creencia a veces muy equivocada de que no pasa nada problemático, que todo parece estar bien.

Situaciones problemáticas

Se presentan serias dificultades en la covivencia familiar, que poco a poco es menos y cuando se presenta suele terminar en situaciones bastante incómodas y problemáticas para muchos, en las relaciones de pareja hay distanciamiento, aislamiento y rechazo, se presentan fuertes conflictos, también largos silencios como resultado de la falta de comprensión en las partes involucradas.

Problemas laborales

lo que en un principio fue esparcimiento para relajarse de la presión cotidiana y de las cargas de trabajo, es ahora un problema laboral, el consumo de drogas se presenta en diferentes momentos: antes, durante y después de las jornadas de trabajo, pareciera ser que ahora la prioridad por encima de los deberes laborales es el consumo, que aunque se pretende controlar, con el tiempo no se logra y termina por convertirse en un serio problema que lleva a perder el trabajo.

Cuando la prioridad de vida es consumir drogas

Cuando se llega a esta etapa ya son notables las dificultades en diferentes aspectos de la vida: la salud, la familia, el trabajo, las amistades, ya casi con todos y en todas las facetas existen dificultades, derivadas o asociadas al consumo, aún así puede existir la negación de aceptar que se necesita ayuda para tratar de comenzar a resolver estos problemas.


Dilema de sobrevivencia: Como afrontar el problema del consumo problemático de drogas

Las personas que tienen consumos problemáticos de drogas, tienen en diferentes momentos acercamientos a posibles soluciones del problema, desafortunadamente no siempre estos acercamientos son los mejores, ni en las mejores condiciones, ante estas dificultades el problema permanece y avanza negativamente, a veces ya es una enfermedad y aparecen otras que causan más daños a a todos los involucrados.

Derecho a decidir

Una persona esta en su libre derecho de atender su consumo problemático de drogas, ¿En que momento lo haga? también mucho depende de su responsabilidad, el asunto es que independientemente de su decisión, el problema sigue avanzando y cada vez tendrá más daños físicos, familiares y sociales asociados a su consumo.


E. López


sábado, 28 de julio de 2012


Algunas de las  acciones (que hace la familia) que no funcionan para que un consumidor de drogas deje de consumirlas. 

(Intervenciones de la familia, amigos o conocidos poco efectivas en la mayoría de los casos)


  • · Oponerse hostilmente a lo que hace la persona en relación al consumo de drogas
  • · Tratar de imponer al consumidor de drogas ideas, con las cuales él, no esta de acuerdo
  • · Intentar engañarlo para que acceda a dejar de consumir
  • · Tratar de sobornar al consumidor de drogas para que deje de hacerlo
  • · Decirle todo tipo de amenazas si no deja de consumir
  • · Suplicar e implorar, que ya no lo haga
  • · Permitirle que consuma drogas libremente, sin ningún otro tipo de ayuda
  • · Esperar a que “toque fondo”
  • · Correrlo del hogar con la idea de que entienda y valore lo que pierde
  • · Violentar al consumidor de drogas de cualquier forma
  • · Decirle “échale ganas, para dejes las drogas”
  • · Señalarle que es un débil, que necesita valor para dejar el consumo
  • · Compararlo con otras personas exitosas o que no consumen
  • · Abandonarlo a su consumo, “al fin que no entiende”
  • · Prometerle beneficios económicos o placenteros si deja de consumir
  • · Buscar que otras personas lo obliguen a dejar de consumir drogas
  • · Establecer híper-vigilancia sobre sus conductas
  • · Regañarlo y regañarlo
  • · Reclamarle y reclamarle
  • · Mostrarle desconfianza cuando dice que dejara de consumir drogas
  • · Molestarse de cualquier participación que haga el usuario de drogas, incluso en actividades cotidianas ajenas a dicho consumo
  • · Prohibir que deje a sus amigos por ser “malas compañías”
  • · Buscar al usuario de drogas en cualquiera de los lugares donde suele reunirse, para llevarlo de regreso al hogar cuando se intoxica
  • · Darle consejos no solicitados
  • · Tratar de convencerlo de tener “buenas conductas”
  • · Ignorarlo y aislarlo


sábado, 9 de junio de 2012

martes, 18 de enero de 2011

Errores principales que cometen los padres de familia al afrontar el consumo de drogas:

Exceso de confianza familiar

Los padres sienten que el problema de drogas nunca se les presentara, se aprecia como una situación lejana, que aunque afecta a otras familias cercanas o conocidas no se considera como algo que se presentara en la propia familia. Las familias consideran que son lo suficientemente sanas y que eso las mantendrá a salvo del problema de las drogas, el error consiste precisamente en que este exceso de confianza los hace descuidados ante síntomas de consumo inicial. El consumo problemático de drogas inicia y las familias no lo perciben como tal.

Negligencia o descuido por agotamiento

En este caso los padres de familia están agotados en sus actividades de supervisión y pueden creer que ya han hecho lo suficiente, esto los lleva a descuidar a sus integrantes o no consideran necesario el hacerlo, al considerar a los más jóvenes lo suficiente capaces de resistirse a invitaciones para el consumo de drogas. Esperan equivocadamente que los miembros de la familia por sí solos podrán desarrollar sus actividades sin sucumbir ante la presión personal o familiar o social que induce al consumo de drogas, lo que no ocurre y al no existir mecanismos de supervisión y corrección familiares se inicia el consumo de drogas y se mantiene, este puede pasar a otras fases de abuso y dependencia sin que las familias hagan lo suficiente para evitarlo.

Respuestas equivocadas ante el inicio del consumo en integrantes de la familia

En este caso cuando se presenta el consumo inicial de drogas por algún integrante de la familia los padres dan respuestas equivocadas, algunos exageran sus respuestas lo que empeora la situación llevándolo hacia consumos más frecuentes y/o abusivos; en el otro extremo las familias dan respuestas insuficientes sin dar la importancia necesaria a los consumos iniciales de drogas, pueden creer que aunque hubo un consumo este será un incidente sin importancia y será fácilmente superado, lo que no ocurre.

Estos errores son demasiado frecuentes en familias que tienen problemas por consumo de drogas con alguno de sus integrantes y llevan a que el consumo se mantenga y cada vez empeore, pues el consumo continuado lleva a la dependencia y adicción.